Porqué deberías desayunar (¡Antes de las 9:00 AM!)

El desayuno es la comida más importante del día, si tan solo nos dieran dinero cada vez que escuchamos esto. Pero de verdad, es cierto. Comer un par de horas después de despertar funciona y se adapta con el ritmo natural de tu cuerpo, despierta tu metabolismo y a largo plazo, puede protegerte de desarrollar diabetes y enfermedades del corazón. Desafortunadamente, menos personas que nunca están desayunando.

Es fácil crear excusas. Seguro estás ocupado intentando salir (¡Y que todo el mundo salga!) por la puerta a tiempo, o talvez no tienes tanta hambre por la mañana. Pero tal vez enlistando algunos de los beneficios inmediatos que vienen al desayunar, junto con algunas ideas para llevar contigo te ayudarán a motivarte.

#1 MÁS LEVANTATE Y ANDA

La comida es combustible, así que saltarte esa comida es como no detenerte por gasolina cuando tu tanque está vacío, no llegarás muy lejos. Dale a tu cuerpo una dosis saludable de carbohidratos con granos enteros, fruta, vegetales o lácteos. Añade una pequeña cantidad de cafeína en la mezcla para un golpe extra de energía. Idea para llevar tu desayuno: Un latte pequeño con leche sin grasa (sin jarabes o crema) + un plátano = 200 calorías, 10 g de proteína y 3 g de fibra.

#2 MEJORA TU CAPACIDAD CEREBRAL

La glucosa es la fuente favorita de energía para tu cerebro, así que si te saltas el desayuno, tu concentración y desempeño mental muy probablemente sufrirán durante tus reuniones de la mañana. Si decides comer huevos, la dosis de colina (nutriente esencial del grupo de la vitamina B) que provee impulsará tu memoria. ¿No tienes tiempo para cocinarlos? Si haces huevos cocidos con antelación siempre tendrás esta opción a la mano. Idea para llevar tu desayuno: 2 huevos cocidos + 1 taza de zanahorias = 200 calorías, 13 g de proteína y 4 g de fibra.

#3 MANTEN EL PESO EXTRA LEJOS

Las personas que desayunan son más propensas a mantener el peso que han perdido. Pero no puede ser cualquier desayuno, debe enfocarse en fibra y proteína para satisfacer el hambre y mantener a raya los antojos dulces. Come un puño de nueces, o toma una barra a base de nueces que no contenga tantos ingredientes escurridizos. Idea para llevar tu desayuno: Barra a base de nueces = 200 calorías, 6 g de proteína y 3 g de fibra.

 

 

#4 CONSUME MÁS NUTRIENTES

Cuando comienzas tu mañana con las mejores intenciones, hay una gran posibilidad que estás se mantengan durante el día. Las personas que desayunan tienen dietas de mejor calidad. Añade algunos vegetales dentro de tus alimentos matutinos y tendrás un gran impulso. ¿No tienes tiempo para preparar un smoothie verde? Toma una taza de jugo de zanahoria, y con eso estarás ingiriendo 700% de tu vitamina A diaria. Acompáñalo con queso, y tus reservas de calcio tendrán un gran impulso también. Idea para llevar tu desayuno: 1 jugo de vegetales + 1 palito de queso mozzarella + 6 galletas integrales = 220 calorías, 11 g de proteína y 4 g de fibra.

#5 SE UN MEJOR MODELO A SEGUIR

Los niños tienden a copiar el comportamiento de los adultos. Si ellos te ven salir de casa sin alimentarte, es menos probable que ellos piensen que el desayuno es importante. Enséñales a los pequeños a empezar su día bien alimentados, y prepáralos para que tengan una vida de hábitos saludables. En un mundo ideal, todos  estaríamos conformes con un yogurt, granola casera y moras. ¡Pero un poco de leche con chocolate ofrece calcio y proteína! Idea para llevar tu desayuno: 1 vaso de leche con chocolate baja en grasa + un puño de frambuesas = 230 calorías, 11 g de proteína y 4 g de fibra.

Haz de tu primer comida del día una prioridad siempre que puedas, y reserva al menos 10 a 15 minutos para disfrutarla. Planificar por adelantado puede ayudarte: Pasa unos minutos del domingo preparando un desayuno fácil de adelantar, como la avena de la noche a la mañana o panecillos de huevo, o corta y separa ingredientes para licuados y smoothies. Y si realmente no puedes tolerar comida en el estómago por mañana, puede ser una señal de que estás ingiriendo demasiadas calorías por la noche. Cambia lentamente tu ingesta a más temprano en el día, incluyendo un pequeño desayuno, y poco a poco vas a despertar con hambre, que es una señal de que está en el camino correcto. No olvides registrar tu ingesta calórica en la App de Fitbit, donde también puedes revisar qué tal estás durmiendo y qué tanta actividad física realizas en el día, siempre y cuando utilices tu monitor Fitbit.



Post a new comment