Beneficios al no comer glúten, alcohol y cafeína por 21 días.

Empezar a seguir nuevos hábitos puede resultar un poco complicado pues, aunque son los baby steps que necesitamos para llegar a nuestra meta, romper con los patrones que actualmente tenemos puede ser la parte más complicada del proceso. Por suerte, varios especialistas han asegurado que solo se necesitan 21 días y mucha fuerza de voluntad para crear una conducta nueva.

Así que si estás luchando contra el antojo de algo dulce, mueres de ganas por un drink o estás dejando en el pasado los días en que el gluten reinaba tus días, te diremos que solo necesitas sobrevivir 21 días y para inspirarte a lograrlo te diremos lo que realmente pasa cuando empiezas a cuidar tu cuerpo y quitas estos productos de tu dieta diaria.

Cuerpo y mente liviana

Aunque la primera semana parecerá como un periodo de sufrimiento y penitencia, a partir de la segunda semana notarás tu cuerpo mucho más liviano y tu mente más despejada. Aunque suena alocado, el alcohol, el gluten y el azúcar alteran nuestro cuerpo y además de causar inflamaciones, puede convertirte en una persona más distraída que no disfruta el presente.

No te sentirás en alert mood on

¿Recuerdas la última vez que sentiste calma? Quitar la cafeína y el azúcar de tu vida diaria te hará recordar como era vivir en paz y sin el sentimiento de estar en todo al mismo tiempo.

Tallas menos

Dejar este tipo de productos hará que elimines todo lo que tu cuerpo no necesita. Desde los kilos de más gracias a la retención de líquidos hasta las toxinas que constantemente adquirimos gracias al gluten y bebidas alcohólicas. Deja pasar un par de semanas y verás que pronto notarás la diferencia en tu ropa.

Escucharás a tu cuerpo

Luego de pasar un tiempo sin cafeína, azúcar y gluten, verás que es mucho más fácil entender tu cuerpo. Sabrás cuando tienes hambre y no ansiedad o descubrirás los alimentos que te caen bien (o no).

Energy beast

Aunque parezca contradictorio, sentirás que tienes más energía que nunca. Descubrirás que viviste engañado toda tu vida pues, a pesar de que no te tomarás tu diaria taza de café al despertar, sentirás que tienes la energía perfecta para seguir con tu día y no tendrás lapsos de fatiga (como el conocido mal del puerco).

Ahorrarás

Debido a que no gastarás en antojos en la tiendita, cafés de Starbucks al por mayor y prácticamente todo lo que venden contiene azúcar, tu cartera te agradecerá estos nuevos hábitos pues notarás que gastas mucho menos que antes de empezar el reto.

You may also like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *