Todo sobre la mandarina

Con estos largos meses de invierno por delante, ahora es el momento perfecto para aumentar tu energía, tus defensas, perder esos kilos de más y levantar tu estado de ánimo con una fruta que a todos nos encanta.

Las mandarinas son delicias jugosas, ricas en una variedad de nutrientes vitales, incluyendo minerales como calcio, magnesio, potasio y fósforo. El consumo de cítricos como la mandarina proporciona vitaminas esenciales como la vitamina C (ácido ascórbico) y ácido fólico a tu cuerpo.

Comer mandarinas puede ayudar a levantar tu humor con tan solo su rico y fresco olor y gracias a la vitamina C que contiene, las hacen realmente buenas para la piel. Estudios científicos han validado el papel de la vitamina C en la síntesis de colágeno, un componente estructural vital para el mantenimiento de la piel sana. Por otro lado, las propiedades antioxidantes de la vitamina C ayudan a proteger la piel contra los daños causados por las radiaciones UV, reduciendo la formación de arrugas y ayudando a mantener la piel sana y juvenil.

Otros beneficios a la salud de las mandarinas incluyen el alivio de los problemas digestivos (por su contenido de fibra), una mejor salud cardiovascular, fortalecimiento del sistema inmunológico y el equilibrio óptimo de los electrolitos en el cuerpo debido a la presencia del potasio. Comer mandarinas también ayuda a mantener el equilibrio natural del agua entre las células y apoyando la contracción y relajación muscular. Además, las moléculas bioactivas presentes en ella la convierten en una fruta anti-cáncer y también contribuye al buen funcionamiento del cerebro.

You may also like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *