La verdadera historia de los Post-it®. ¡Y no, no los inventó Phoebe!

En 1997 se estrenó la película Romy y Michele, protagonizada por Mira Sorvino y Lisa Kudrow. En ella, un par de amigas asisten a una reunión por el décimo aniversario de graduación de la prepa y como sienten que sus vidas no son interesantes, deciden contar una historia para impresionar a sus excompañeras: ellas inventaron los Post-it®.

La escena más recordada de esa película y una que se convirtió en referencia de la cultura pop es cuando Lisa Kudrow, eternamente famosa por ser Phoebe en Friends, dice que ella inventó las notas adhesivas y explica cómo creó el pegamento. El argumento que utilizan las amigas para contar esa mentira en la reunión de la prepa es que nadie sabe quién los inventó y por lo tanto nunca las descubrirán. ¡¿Acaso alguien sabe quién lo hizo?!

Resolvamos el misterio con una anécdota de la película. Los productores contactaron a 3M, empresa que inventó los Post-it®, para saber si tenían algún comentario respecto a las escenas donde nombraban el producto y si podían agregar algunas frases para usarlas en los guiones. El mismísimo creador de las notas adhesivas fue el encargado de escribir el material y dijo que solo compartió detalles inverosímiles que nada tenían que ver realmente con los Post-it®. Esas frases fueron las que utilizó Kudrow al momento de explicar cómo inventó el pegamento y como vemos ahora, no son ciertas. “Suena a algo que usarías para reparar una silla de tu comedor, pero no tienen ninguna relación con el pegamento de las notas adhesivas” reconoció hace años en una entrevista Art Fry, el inventor de los Post-it®.

La historia real y resumida es la siguiente: Art Fry, científico de 3M, iba todos los miércoles a practicar en el coro de la iglesia y marcaba con notas el libro de coro que cantarían el domingo. El problema era que cada domingo, al llegar a la misa, las notas se habían caído del libro de coto. Frustrado, Fry comenzó a pensar en algo que se adhiriera al papel sin dañarlo y recordó haber asistido a un seminario de otro científico de 3M, el Dr. Spencer Silver, que muchos años antes había descubierto un adhesivo que se pegaba a las superficies sin unirse fuertemente a ellas. En ese seminario, Silver contaba que se trataba de microesferas que retienen adheribilidad, pero se remueven con facilidad. Sin saber qué hacer con ese descubrimiento, Silver iba contándolo a otros compañeros de trabajo, hasta que Fry se dio cuenta que con ese hallazgo él podía pegar sus notitas a los himnarios.

Fry buscó a Silver y comenzaron a trabajar en notas adhesivas. “Lo que tenemos aquí no es solo un marcador, sino una nueva forma de comunicarse”, recordó Fry sobre su descubrimiento. Comenzaron a distribuirlos en las oficinas de 3M, los empleados amaron la nueva herramienta de trabajo y el resto es la historia que ya conocen todos: los Post-it® son las notas adhesivas más famosas del mundo.

Para terminar con la película de Romy y Michele, hay una escena donde Sorvino le pide a Kudrow que diga que ella solo eligió el color amarillo emblemático de los Post-it®, y Kudrow se molesta porque siente que eso no es importante. Resulta que el color amarillo canario de las notas adhesivas fue ese porque Fry y Spencer necesitaban hacer pruebas y el laboratorio solo tenía papel en ese color.
Cada vez que veas un Post-it® ya podrás contar esta historia y no quedarte solamente con la versión de que Phoebe Buffay fue su inventora. Los científicos que trabajaron juntos para crear las notas adhesivas más famosas del mundo que ayudan a las personas a alcanzar sus metas con eficiencia y creatividad fueron Arthur Fry y Spencer Silver en 1974. ¡No lo olvides!

You may also like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *