La mesa está servida

Por/ Mariann Miranda y Tania Barragán

 

Apuesto a que has escuchado el dicho que dice “en la vida hay que hacer tres cosas: escribir un libro, plantar un árbol y tener un hijo”. Pues de las tres, solo nos hacía falta una, escribir un libro; y con el apoyo de cientos de mujeres hoy es una realidad. ¿Fue fácil? No. ¿Aprendimos? Sí, y mucho. ¿Lo logramos? Por supuesto. Pero sobretodo conocimos del apoyo, de la capacidad de una amistad y la fuerza de la determinación. Así que, aquí un poco de la historia de éxito y de realidad. ¿Cómo es emprender un proyecto? ¿A qué retos nos enfrentamos?, y más…

 

Hace un par de semana recibimos a nuestro primer “bebé” —editorialmente hablando—. Se trata de nuestro recetario La Mesa está servida, un compendio de recetas de cocina compartidas por más de 200 mujeres integrantes del grupo Lady Multitask, Ciudad de México (LMT CDMX). La primera reacción fue un tanto nerviosa —en realidad no sabíamos qué esperar—, pero una vez abierto el primer paquete de libros no dejamos de sorprendernos, y de venderlos. En verdad fue mucho más de lo que esperábamos, la idea de aquél “librito de puesto de periódico” se había superado por completo y en nuestras manos teníamos un libro, un libro de verdad…

 

Mariann: la primera vez que tuve el recetario en mis manos…, fue un momento de gran emoción, de completa incredulidad, era tan perfecto. Le tomé una foto de inmediato y sólo le escribí a Tania, “ya está listo”. Recuerdo que quería llorar ja, ja.  Todo el esfuerzo, el tiempo, la ilusión. Por fin era una realidad. Habíamos superado nuestras expectativas.

 

 

 

¿Cómo surge la idea?

¡Cuando das todo de ti, sin esperar recibir nada a cambio, las cosas llegan solas y al final recibes mucho más de lo que esperabas!

 

Tania:

Me encanta la cocina, aprender, experimentar, probar cosas nuevas…, y un buen día, como a muchas creo que nos pasa, sentí que se me acababan las ideas, no sabía qué cocinar y no quería preparar lo mismo otra vez. Se me ocurrió publicar en LMT CDMX, que, literalmente, estaba cansada de los mismos platillos y que sería increíble que cada una compartiera su mejor receta para, al final, recopilarlas y enviarlas a las que habían participado.

“La verdad es que esperaba que fueran 10 o 15 recetas, pero la respuesta fue más allá, nos rebasó por completo y la publicación alcanzó poco más de 2, 000 comentarios. Fue increíble darnos cuenta en un segundo de que estábamos ayudándonos una a otras en este mágico momento de la cocina.

 

Al ver la respuesta, el trato cambió. Ya no podría solo recopilar esas recetas y enviarlas por mail, no sólo eran muchas, sino que el esmero y cooperación de cada una valían mucho más. Así que no lo dudé, le marqué a Mariann, le platiqué del impacto del post y la idea de hacer un libro con todas estas recetas dando crédito a cada una de las mujeres que habían participado; le encantó la idea y no hay más, así es como, además de amigas, nos convertimos en socias y cómplices de este gran proyecto.

 

Empezamos la tarea de transcribir las recetas, el proceso creativo de imaginarnos cómo sería este libro y qué características lo diferenciarían aún más de otros…, la tarea no fue sencilla, más de 250 recetas que tuvieron que ser corregidas en ortografía y estilo, diseño, impresión, marketing y distribución…

 

 

El primer reto

 

Mariann y Tania:

Pasaron algunas semanas, teníamos el libro en nuestras manos, y había que cumplir y responder a más de tres mil mujeres que habían confiado en nosotras para realizar este proyecto, pero el camino no sería fácil, como todo lo que vale la pena, requeriría de un extra esfuerzo, problemas de logística, envidias —por qué no decirlo— y, tristemente, la realidad…

 

¿Cuál les parece sería el lugar más lógico para empezar a vender y distribuir el libro? El grupo de Lady Multitask donde comenzó todo, ¿cierto? CDMX y el de nuestra ciudad, TOLUCA – METEPEC, evidentemente, donde pensamos encontrar todo el apoyo…

 

Cuando todo parecía estar listo nos dimos cuenta de que Tania ya no era miembro del  grupo de la CDMX, en realidad hoy por hoy no sabemos qué pasó, no sabemos si se infringió alguna regla, si el impacto y la cantidad de mensajes y respuestas del post habían sido tantos que no estaba permitido o si era tal la reacción que habría que bloquearlo, en fin, lo que sí sabemos y reconocemos con cierta tristeza es que en ese momento le estaban quitando la oportunidad a todas las colaboradoras de adquirir SU LIBRO, las recetas por las que cientos de mujeres habíamos trabajado y participado.

 

Para las personas que nos conocen, saben que esto no nos detuvo, el coraje y la determinación con las que hacemos las cosas siempre no nos lo permitiría. ¿Nos enojó? Sí. ¿Nos decepcionó? También… ¿Qué acaso no es grupo de mujeres que busca apoyar a mujeres?

 

En fin, superado el obstáculo, y con Mariann adentro del grupo, y como integrantes de otros muchos, empezamos a vender y distribuir nuestro libro.

 

 

Sabores e insabores

 

Tania y Mariann:

Dimos la primicia en nuestra ciudad de origen, Toluca, y no podíamos hacerlo en otro foro que no fuera Lady Multitask Toluca-Metepec, pues es el grupo hermano de donde surge la idea, el post era perfecto, poco a poco iban subiendo los likes, los ya famosos “puntos mitoteros” y alguno que otro comentario como “yo lo quiero”, lo cual nos hacía extremadamente felices. El cansancio había valido la pena, fueron 11 semanas en las que transcribimos, diseñamos y editamos todo nosotras solas, pues la idea del recetario era crear un producto que fuera económico para que todas aquellas que habían colaborado, y quienes quisieran tener un ejemplar, pudiesen obtenerlo sin tener que gastar mucho; y así fue, logramos que el recetario tuviera un costo de $ 185 pesos y, en caso de quererlo a domicilio, $ 50 pesos adicionales a cualquier parte del país, a nuestro parecer un precio bastante razonable. Pusimos todo nuestro esfuerzo, ganas y corazón en este proyecto que nos eligió sin nosotras buscarlo.

 

Inmediatamente después lo compartimos en nuestros grupos de WhatsApp, con amigas y familiares, en grupos como Todas somos Kali, Menús Ingurmet y en LMT CDMX, y tenemos que decirlo y reconocerlo, la respuesta en la Ciudad de México fue INCREÍBLE; Santa Fe, Polanco, Pedregal, Bosques e Interlomas se lucieron, logramos agendar 5 puntos de venta en 5 diferentes horarios, en los cuales vendimos más de 600 ejemplares; las mujeres llegaban y se iban felices, las felicitaciones y agradecimientos no paraban, ambas íbamos y veníamos de Toluca con muchísima alegría y satisfacción, pero lo que todas ellas no saben es que nos dieron alas para volar muy alto y seguir confiando en que apoyándonos las unas a las otras somos invencibles, nos enseñaron que somos más las que nos apoyamos, las que creemos en otras mujeres, las que compramos local y, sobre todo, cada día somos más las que estamos ahí para darte una mano como mujer.

 

Mientras tanto el post en Toluca seguía igual, algunas “interesadas”, pero nada concreto, habíamos logrado vender menos de 100 ejemplares en nuestra propia ciudad. ¿Cómo era eso posible? ¡No podíamos entenderlo ni creerlo! De verdad estábamos impactadas, porque no sentíamos el apoyo de quien nos conoce y ni de esos “amigos” en la red más famosa del mundo, Facebook.

 

Pero hablemos del éxito, de los logros y las anécdotas…, porque a veces no podíamos parar reír, como esa vez que nos pidieron el primer autógrafo, o cuando aquél chofer con el teléfono en mano nos dijo “dice la Señora que cuántas páginas tiene el libro”, o el suegro que ha recogido más de 5 libros en Santa Fe, o aquella señora que nos contó su vida en un café, o ese godín que recién se mudo, vive solo, le gusta cocinar y compró nuestro libro…, o ese día que nos sentimos súper amenazas y creímos que nos iban a robar…

 

Del éxito y nuestros logros: al día de hoy, y con un tiraje de 1000 ejemplares, tenemos menos de 100 recetarios disponibles para venta. Conquistamos más de 5 ciudades de la república, Ciudad de México, Toluca, Metepec, Aguascalientes, Querétaro, Mérida, Monterrey, Ciudad Victoria, San Luis Potosí y por qué no decirlo, también el extranjero, pues nuestro recetario llegó a Italia y Rumania. Incursionamos también en el mercado online. ¿Cómo? Siendo apoyadas por mujeres que confiaron en nosotras.

 

 

La reflexión

 

Lo mejor:

Además de tener una gran amiga. conocí a una socia extraordinaria, una mujer con tal coraje y entrega que nada la detiene, divertida, fuerte, multitask y entregada.

 

Lo peor:

Es muy triste habernos dado cuenta de que vivimos en una sociedad apática y con poco sentido de colaboración y formalidad. En la que poco entendemos esa frase que dice “hoy por ti, mañana por mí”, y a la que le gana la envidia, la flojera o esa frialdad, que dicen, nos caracteriza a los tolucos.

 

Nos parece primordial entender o idealizar que el primer apoyo es el que encuentras en casa e inmediatamente después en la comunidad.  Si no nos apoyamos unas a otras no podemos crecer ni como personas, ni como comunidad y mucho menos como ciudad.

 

No nos estanquemos, mujeres; si tus amigos, familiares o conocidos venden o tienen algún negocio y está en tus posibilidades comprarles o adquirir alguno de sus servicios, ¡hazlo! No sabes todo lo que pueda haber detrás de esa venta y cuántas personas a tu alrededor pueden verse beneficiadas, al igual que tú en algún futuro. Hoy en día muchísimas mujeres, y hombres también, mantienen un hogar con ventas en redes sociales, compremos a ellos y no a las tiendas departamentales.

Mueve y transforma tu ciudad. Demostremos que Toluca y Metepec también tienen lo suyo.

Gracias a ti que nos apoyaste, pero también gracias ti que no lo hiciste, pues gracias a eso nos damos cuenta de que todavía hay mucho que hacer por ti, por mí y por todas las mujeres.

You may also like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *