Donde la Realidad y la Fantasía Conviven: Budapest

Por Melanie Béard

 

Budapest nació cuando un antiguo asentamiento celta se transformó en una ciudad romana de Aquincum la capital de Baja Panonia; los húngaros llegaron al territorio a finales del siglo IX. Una ciudad que nos sumerge en historia viva y nos impacta con su majestuosidad, la capital de Hungría es el mágico resultado de una intrigante mezcla de fantasía y realidad.

 

A Budapest la podemos recorrer a pie o en bicicleta, terminando el día con una noche en la Academia de Música Franz Liszt o perdiéndonos en sus bellas calles, repletas de historia. Su icónico ‘Chain Bridge’ del siglo XIX conecta al distrito de Buda con el de Pest, enlazando las colinas de uno con las planicies del otro, uniendo al pasado con el presente.

Su ubicación en el corazón de la ciudad, a unos pasos del Danubio, y su impresionante diseño moderno, repleto de espejos y cristal, recrean en nuestra estancia en el Kempinski Hotel Corvinus un cuento de hadas digno de la nobleza. Un innovador portal a la historia de Budapest que evoca lo más sofisticado del destino, desde este elegante hotel nos aventuramos a conocer las maravillas de la ciudad.

 

Pasan las horas desapercibidas en lo que exploramos Buda y el Distrito del Castillo, la parte más antigua y atmosférica de la ciudad, con calles sinuosas de arquitectura medieval y barroca. Un funicular sube por la colina del castillo hasta el casco antiguo de Buda, donde el Museo de Historia de Budapest rastrea la vida de la ciudad desde la época romana en adelante.

 

Del lado opuesto del Danubio finalizamos el día con un paseo por el barrio judío y una visita el patio de Gozsdu, que es fascinante desde un punto de vista arquitectónico. A los pies del Kempinski Hotel Corvinus se alza una impactante rueda de la fortuna, desde la cual nos deleitamos en impactantes vistas de toda la ciudad.

Sumergiéndonos en lo más autentico de la cultura de Budapest, en este increíble hotel podemos probar una exquisitez húngara única que en los últimos años ha desaparecido de los menús locales, haciendo que una generación entera crezca sin saber qué es: el estofado de pulmón y lengua (szalontüdő). Kempinski Hotel Corvinus Budapest hizo de su misión el volver a presentar esta delicadeza al público como un plato exclusivo en su restaurante ÉS Bisztró, una refinada y minimalista brasserie que nos transporta al pasado.

Una experiencia inolvidable que podemos vivir en este hermoso destino la nueva tradición es Kempinski Hotel Corvinus: la celebración del fin del día IGNITE THE NIGHT. En The Living Room, tras el ajetreo y el bullicio del día, la chimenea se enciende, las luces se atenúan, se encienden las velas y, a las 18:00, se celebrará el paso del tiempo abriendo una botella por sabraje y degustando champán.

 

Conocida como ‘París del Este’, Budapest, la capital de Hungría, es una el mágico resultado de una intrigante mezcla de castillos medievales, colinas boscosas, historia viva y sofisticada elegancia.

You may also like