Más viva que nunca: Rebecca Jones

Por/Iris Juárez Camargo

Para esta edición tan especial, entrevisté a una gran mujer, actriz y productora de cine, teatro y televisión; una GUERRERA en toda la extensión de la palabra pues enfrentó con gran valentía la noticia de que padecía cáncer y, tras una serie de procedimientos médicos, hoy por hoy ha ganado la batalla contra esta terrible enfermedad y nos platica parte del proceso que vivió.

Rebecca, cuéntanos cómo fue que te enteraste de esta terrible noticia.
Todo comenzó con una fuerte inflamación que tenía en el vientre, en muchas ocasiones el cáncer de ovario se puede confundir. Fui a visitar en 5 ocasiones al médico, pero los diagnósticos eran una fuerte colitis, inflamación, hasta que, tres meses después, decidí pedir una nueva opinión y fue cuando me dijeron que tenía cáncer. Si me preguntas el porqué, no lo sé, lo que si les puedo decir es que todos en nuestro cuerpo tenemos células cancerígenas, simplemente a algunos se nos desarrollan y a otros no.

¿Qué fue lo primero que pasó por tu mente?
Muchas cosas, por supuesto que paso por mi mente la muerte también, pero decidí enfrentarlo con inteligencia y madurez. Y sabía que no sería una batalla fácil, pero que la iba a ganar.

¿Cómo lo tomaron tus familiares?
Con tranquilidad, brindándome su apoyo en todo momento, sobre todo mi hijo Max. Estuvo pendiente de mí a cada momento, nunca se me despegó. Sé que fue duro para él, pero también sé que esto lo hizo crecer más rápido. Estoy convencida de que todas mis fuerzas estaban dedicadas al amor de mi hijo.

¿Cómo fue el proceso para combatir la enfermedad?
Recibí ocho quimioterapias. Fue un proceso complicado porque la primera es la más difícil, no sabes en realidad a lo que te vas a enfrentar: a los efectos secundarios y, en general, a todo lo que causa un tratamiento tan agresivo como éste a tu cuerpo.

El desgaste físico y emocional era constante durante estos meses de lucha, ¿cómo le hiciste para no dejarte vencer?
Por el apoyo de mi hijo, mi familia y de mis amigos, claro que hay veces en que quieres tirar la toalla, pero para eso debes encontrar la paciencia, tener fe y sacar fuerzas.

¿Cómo recibiste la noticia de que el cáncer había desaparecido por completo?
Desde la cuarta quimioterapia me dijeron que el cáncer había sido eliminado de mi cuerpo, las quimioterapias siguientes fueron difíciles porque te preguntas para qué más tratamiento si ya desapareció, pero es algo que debes seguir al pie de la letra porque no estás exento de que regrese.

¿Has tenido alguna enseñanza después de esta experiencia?
Sí, claro, valoré más la vida, el cariño de mi gente, de mi público que también estuvo ahí siempre para darme fuerzas; y aprendes que en cualquier momento te puede cambiar la vida, que no necesariamente la enfermedad te da por malos hábitos, simplemente te da y no hay más qué hacer que combatirla.

¿Qué consejo puedes darle a las personas que están atravesando por una situación así de difícil, ya sea personalmente o a través de un familiar?
Es muy difícil dar un consejo, todos los casos son diferentes, pero lo principal es tener fe, no dejar el tratamiento, que sepan que la palabra cáncer ya no es igual a muerte, sino igual a vida. Y algo que es muy importante para la gente que padece esta enfermedad: no permitan que la falta de ganas de comer les gane, es muy importante. Aunque no te de hambre, aliméntate porque si no simplemente te estás dejando vencer y el cuerpo necesita nutrirse para seguir teniendo fuerzas.

¿Cómo te sientes ahora?
Viva y muy feliz de estar bien.

Ahora estás lista para volver a trabajar. Platícanos, ¿cuáles son tus próximos proyectos?
Afortunadamente hay varios proyectos en puerta, pero todo está en veremos, lo que sí les puedo adelantar es que empiezo teatro el próximo año con una obra que me tiene muy contenta porque es junto a Silvia Pinal, se llama Fish in the dark y ya estamos arrancando lecturas. Estoy segura de que es una obra que les gustará mucho porque es una comedia de Broadway que por primera vez llega a México.

Algo que quieras decirle a nuestros lectores.
Que les agradezco infinitamente el cariño y apoyo que siempre me han brindado, muy pronto estaré de vuelta en el trabajo haciendo lo que más disfruto. Cada cosa de mi trabajo es con todo el cariño y respeto para el público que tantas muestras de afecto me hace llegar día a día.

You may also like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *