Tips de alimentación para lucir un cuerpo de verano

Por: Sara Baena

 

Nuestro cuerpo es un organismo sabio, nuestro deber es aprender a escuchar sus necesidades naturales a diario; como alimentarlo cuando sentimos hambre y parar cuando estamos saciados. Esto suena muy obvio, pero no siempre se pone en práctica, encontrar el balance es todo un reto.

Mi pasión por un estilo de vida saludable me ha llevado a darme cuenta de muchas cosas que quisiera compartir con ustedes para bajar esos kilitos que tenemos de más y poder lucir hermosas en las vacaciones de verano:

-Comer 6 veces al día porciones pequeñas, en vez de 3 platos fuertes, es lo más efectivo para acelerar el organismo.

-No salgas de la casa sin haber comido, pica algo saludable, como frutas, frutos secos, yogurt, palitos de zanahoria o un batido de hojas verdes.

-No hagas dietas relámpago, NO FUNCIONAN por muchas razones, la más importante es que pueden dañar tu salud.

-No elimines todas las grasas. El cuerpo requiere de grasa saludable, como aceite de oliva, de coco, aguacate.

-Mantén alguna actividad física diaria, puede ser desde ir al gimnasio, hasta sacar a la mascota a caminar, todo se vale.

-La hidratación es la clave. El cuerpo siempre requiere de abundante líquido para su óptimo rendimiento y eliminación de toxinas, lo mejor es tomar mucha agua.

-Es importante incorporar en la dieta diaria una buena porción de ensalada de hojas verdes que proporcionen la fibra y los nutrientes deseados a nuestro cuerpo.

-Realizar en casa un batido con frutas de la temporada, porque estas son las que poseen menos aditivos. En este momento donde el clima es mas cálido, me gusta mucho mezclar piña, uvas, fresas, moras, arándanos, frambuesas, sandia y manzanas. Recuerda no colocar nada de azúcar, el dulce de las frutas ya es suficiente.

-Desayunar es vital, es la gasolina del cuerpo, nos ayuda a tener energía por varias horas sin sentir hambre ni ansiedad. La mala alimentación en las mañanas hace que los niveles de ansiedad se disparen y el cuerpo le envía señales a el cerebro de que tiene hambre, por lo tanto, terminas comiendo mucho más de lo que deberías. A mí, lo que me ha dado mejor resultado es comer avena, es uno de los mejores carbohidratos y sacia por mucho tiempo.

Definitivamente cuidar lo que comemos se vuelve esencial, y no es cuestión de dietas, sino de escoger lo mejor para nuestro organismo. Todo lo que comemos se evidencia en una óptima salud, afortunadamente nosotros mismos tenemos el control de lo que ponemos en nuestra boca.

Para más consejos de bienestar puedes seguirme a través de mi página web sarabaena.com.co o en Instagram como @sarafashion20.

You may also like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *